LaravelWordpress.com

Website de David, programador experto en PHP, Wordpress y Laravel.

Publicado el 4 junio, 2017

Ya soy mayor y hace tiempo que estoy metido en el maravilloso mundo de la informática y los ordenadores. Todavía recuerdo mi primer PC, un 8088 de la marca Tandon con 20 Mb de disco duro.

20 Mb!! una pasada para la época. Y un auténtico lujo que tuve que pagar a plazos durante dos o tres años.Y pensar que ahora, en cualquier chino te venden una memoria usb que hace eso multiplicado por 200. Como corren los tiempos.

Existe una historia que los que vivimos aquellos años, nos afectó indirectamente, y que no es muy conocida por el gran público.

Una historia de la informática no muy conocida

Existe una historia de la informática que no es tan famosa como la narrada en la película Piratas de Silicon Valley, (que recomiendo a todo el mundo) y otras pelis acerca de Bill Gates y Steve Jobs.

Una historia que de haberse producido otro resultado, estos años de desarrollo de la informática de consumo, se hubiera producido de otra manera, muy diferente.

IBM, el gigante azul (malo)

Por ‘Piratas de Silicon Valley’, se sabe que Steve Jobs luchaba contra IBM, que consideraba un monopolio y que tan bien retrató con el anuncio de 1984 (aunque más tarde Apple se querría convertir en otro monopolio, pero eso ya es otro debate).

El caso es que IBM era el malo de la película, y desde luego, su prestigio al ser una de las primeras compañías de informática, hacían de cualquier empresa emergente un David peleando contra Goliath.

IBM en principio no estaba demasiado interesado en el terreno de los PCs, los fabricaba, si, pero eran más bien obsequios a ejecutivos. En aquella época, los sistemas informáticos ‘serios’ eran enormes, ocupaban toda una habitación y un pc se veía poco más que un juguete.

Debido a esto, proliferaron una serie de marcas que desarrollaron ordenadores personales ‘compatibles con el IBM PC’, marcas como Tandy, Tulip, Hewlett Packard y Compaq.

Compaq, la protagonista de esta historia (copyright de Compaq)

El primer ordenador portable o portátil

Compaq nació de tres personas que se preguntaron que podían aportar en el mundo del PC, no eran ‘frikis’ como Gates o Jobs, pero querían montar una empresa que diera dinero. Deshechada la idea inicial de montar un restaurante de burritos, se embarcaron en la venta de PCs.

No les iba excesivamente bien, hasta que se preguntaron que podían hacer para darle un poco de ‘vidilla’ al mundo PC de aquella época. Y se les ocurrió un concepto que no se le había ocurrido a nadie más. Crear un PC que la gente se pudiera llevar de un lugar a otro. Ahora nos parece muy normal, pero en aquellos años este concepto sonaba como hacer una lavadora portable que pudieras llevar de un sitio a otro. Un poco loco vaya. Y muy arriesgado.

Y Compaq lo creó, el primer ordenador portable. A decir verdad, portable, era portable si, pero era un mazacote que pesaba lo que no está escrito (recuerdo intentar levantar uno, ya que estaban en el aula donde estudiaba informática de gestión) y eran muy muy tochos y muy pesados)

El Compaq portable. Pesaba una burrada y cualquier parecido con un portátil actual es pura coincidencia.

El caso es que fue un éxito, se vendieron como rosquillas. Y eso a IBM no le hizo excesiva gracia. Y decidió contratacar. ¿Cómo? Fabricando ellos también ordenadores portables.

Pero la cosa no les salió demasiado bien. Los portables de IBM no funcionaban tan bién como los de Compaq. Se colgaban muy a menudo y eran muy lentos.

Que ironía, el alumno había superado al maestro en su propio terreno (los PCs compatibles IBM).

La arquitectura Microchannel

IBM veía como los PCs iban comiendo terreno, cada vez el parque de ordenadores personales iba creciendo y creciendo, en las oficinas se estaban instalando, en los bancos se estaban instalando y eso era algo que IBM no podía permitir.

Vale que se vendieran ordenadores para que la gente llevara sus recetas de cocina y eso, para que llevaran la contabilidad casera, pero que se vendieran para usarse en oficinas, eso ya era harina de otro costal.

Así, que para acabar con todas las marcas que habían proliferado de ordenadores ‘IBM PC compatibles’ IBM hizó una jugada muy inteligente, pero que no le salió bien al final.

IBM dijo, ¿ah si?, pues voy a crear un nuevo modelo de ordenador personal, con lo más avanzado, que sea revolucionario y que no sea nada compatible con lo hecho hasta ahora, y lo voy a vender a bombo y platillo. Y así nació el PS2.

El IBM PS2 por su interruptor de encendido tan peculiar lo conocerás.

El IBM PS2 era lo que se dice en inglés ‘the state of the art’, es decir, lo más avanzado para la época. Era multitarea, capaz de ejecutar varias aplicaciones a la vez y tenía un sistema operativo revolucionario, el OS2, que era un entorno gráfico.

Si, fue uno de los primeros sistemas operativos gráficos con ventanas, manejable con ratón y que era propiedad de IBM (a Bill Gates le invitaron a abandonar el local con su MS-DOS que era un sistema operativo de comandos)

Su arquitectura de hardware, que era de lo mejorcito, incompatible con el resto de aparatos que existían para los otros PCs la llamó Microchannel, y quizás no te suene el palabro, pero en su época se habló de ella hasta la saciedad. Aparecía en revistas de informática, programas de televisión, radio, etc.

Antes de que Windows naciera. IBM lanzó una campaña de ‘desprestigio’ de los ordenadores compatibles PC que funcionaban con MS-DOS y decretó que ahora, el nuevo PC era el PS2 y lo que no fuera PS2 estaba condenado a la obsolescencia.

La unión hace la fuerza

Los usuarios estaban desorientados, confiaban en IBM, al fin y al cabo fueron los creadores del PC, así que, debían tener razón. ¿No? El PS2 debía ser superior en prestaciones a las máquinas ‘compatibles PC’.

Pero entonces, los fabricantes de compatibles PC se unieron para hacerse fuertes en el mercado. Liderados por Compaq y con el apoyo de Microsoft (o sea de Bill Gates), lucharon contra el gigante azul y su máquina diabólica, el PS2. Y ganaron.

No ayudó tampoco el precio del PS2, que era bastante alto. Si que dominó durante algunos años las oficinas de los bancos, y hasta hace poco se podía ver alguno en alguna sucursal, pero, al cabo de unos años, fueron desterrados del mercado. Y el compatible PC, con su nuevo sistema gráfico, el Windows 3.1 ganó la jugada. Lideró el mercado y se ha mantenido hasta la fecha de hoy.

Si el PS2 hubiera ganado, Bill Gates ahora no creo que fuera multimillonario, Microsoft no sería la gran empresa que es y seguramente tu estarías leyendo esto en un dispositivo Apple o IBM.

El documental Silicon Cowboys

Esta historia se narra en el excelente documental, que recomiendo, Silicon Cowboys del 2016


Contacto

Hola, me llamo David y soy un programador experto en PHP, Wordpress y Laravel.
Puedes ponerte en contacto conmigo al móvil / whatsapp +34 692 40 21 62.
Puedes ver mi Linkedin, o también enviarme un mensaje con el siguiente formulario.
Gracias.